JUSTICIA POR LUCÍA BIANCOTTI. #YANONOSCALLAMOSMAS

“El 18 de octubre comenzó mi pesadilla, GERARDO DANIEL VERA (Albañil y conocido a la vez) comió esa noche en mi casa conmigo y mi pareja, me drogó en la comida poniéndome algo en el vaso de jugo y asegurandose así de lo que luego iba a hacer. Empecé a sentirme mal enseguida; mareada, confundida, nunca me había sentido así. Me fui a dormir. Vivía con mi novio, pero el trabajaba de noche, asÍ que se quedó un rato más con el tipo éste, y llegó la hora de irse a trabajar, pero no encontraba sus llaves, entonces se llevó las mías.

El tipo entró a la madrugada mientras dormía. Me desperté a las 5 am porque sentía que había alguien en la cama, no entendía que estaba pasando, no podía reaccionar ni moverme. Ya me había desvestido. No tenía reflejos para impedir lo que estaba pasando.

Me violó.

Ese día después de ser violada fui a trabajar, entraba todos los días a las 7:30 am, no se ni como hice para llegar al trabajo porque estaba en shock. Me sentía mal y se me nublaba la vista, empecé a vomitar y vomitar… No podía parar… Vomitaba el jugo. Me acuerdo que aguante solamente una hora despierta, mi patrón me llevó a mi casa, no me animé a contarle nada, no podía hablar. Dormí todo el día. Me sentía culpable, sucia. Cuando me desperté le conté a mi novio. Él queria llevarme al hospital pero no quise porque no quería que nadie se entere de lo que me había pasado. Quería dejar todo así.

No me animaba a ir a hacer la denuncia.

Hasta que le conté a mi hermana, y a mi mejor amiga, quienes me insistieron para que vaya a la comisaría, y asi fue… No tomaron nota, ni me dieron constancia de todo lo que con mucho esfuerzo y pudor pude contarle a ese policía. No me practicaron el protocolo y me mandaron a mi casa. Estaba desesperada, quería que me viera un médico, entonces nos dirijimos hasta la clínica, pero la vergüenza me ganó y no pude entrar. Me quedé afuera y mi novio entró a hablar con un médico, le explicó lo que me habían hecho, y éste me recetó unos análisis de sangre.

Al otro día me dirijí a la fiscalía, estaba asustada y conté lo que pude. La Fiscal del caso Magdalena Brandt no sólo me acuso de que estaba mintiendo, sino que además me humilló y se burló de mí, diciéndome que le estaba haciendo perder el tiempo. Me fuí de ahí angustiada sin saber que hacer. Mas tarde fui a una ginecóloga particular para que me viera, la cual se quedó sorprendida porque no me habían revisado, ni habían seguido el protocolo correspondiente ante casos de violación. Entonces ella misma se encargó de llamar al hospital para informarles la situación, en ese momento le dicen que me presente en guardia con la copia de la denuncia. Me revisó de todas maneras y me dijo que tenía una fisura del lado izquierdo de la vagina. A mi me dolía horrores. Y cuando hacía pis me ardía como cuando tenés sistitis, era una sensación parecida. Salgo de ahí y me dirijo al hospital, me practican el protocolo, y me hacen esperar 3 horas sentada en una camilla porque supuestamente me tenía que ver el médico de la policía, el cual NUNCA llegó.

Pasé meses sin poder dormir de noche, tenía pesadillas, soñaba que me volvía a pasar, que lo veía en la pieza otra vez, que se metía en la cama conmigo como esa noche, que me destapaba, y así pasaba mis noches, aterrada y desvelada, despertándome toda transpirada del miedo. No tenía más ganas de seguir. Así que tomé la peor decisión y quise quitarme la vida ahorcándome. Pero mi papá me salvó. Estuve una semana. El tipo sigue impune hasta el día de hoy. Hicieron el cotejo de ADN, comprobaron que había semen del acusado en las sábanas. Y así y todo no les alcanzó para meterlo en cana. Vivimos en una sociedad corrupta donde nunca hay pruebas suficientes.

19578194_1096051543860906_609303397_n

“No son enfermos, son Sanos Hijos del Patriarcado” #Yanonoscallamosmas !

•Estaba sano y era conciente quien a los 5 años aprovechó a tocarme cuando mi mamá fue al baño. En mi propia casa.
Un “amigo de toda la vida”, a quien “trataban como a un hijo”, pero sin embargo, sabían por las malas lenguas que le gustaban -y le gustan- las menores de 10.

•Era sano el bicicletero del barrio que cuando las niñas ibamos a inflar las bicis nos tocaba la concha. (Sí, concha. Si le das más bola a mi forma de nombrar a la vagina y no al violín, estas mal.)
La más grande era yo, y tenía 8 años.

•Mi vecino que vive a la vuelta, era conciente de lo que hacía cuando se sentaba en la esquina a masturbarse mientras tres niñas de 6,8 y 10 jugábamos en la esquina.

•También el hombre que a mis 10 años frenó su auto y se masturbó frente a mi mientras hacía la tarea de la escuela en la vereda de mi casa.

•No es enfermo el asqueroso que me tocó la cola y besó toda la cara mientras no me dejaba mover. A los 12, cuando me encontró sola en la casa de una amiga. Todos sabían que era “pajero”, pero dijo que estaba borracho y lo perdonaron. Sigue viviendo SANO en el mismo lugar, con las seis hijas mujeres de su pareja.

•Era bastante intelectual e inteligente el parapsicólogo que conocí a los 15, quien decía ayudarme y me manipuló de mil formas. Me hacía creer que realmente yo estaba superando la depresión adolescente, mientras me transmitía energía y me apoyaba la verga, me pedía que simule masturbar a alguien con sus manos, me paraba y me giraba mientras decía que era una nena hermosa, que tenga mucho cuidado en la calle. Y hasta llegó a decirme cosas como “nunca te van a dejar si aprendes a chupar bien la pija”, “TODOS los hombres te van a querer coger y cuando digo TODOS son TODOS”, “Una vez una vecina me ayudó a crecer, tuve mi primera vez con ella. Yo quiero que sepas que yo estoy dispuesto a ayudarte. Cuando quieras.”
Tardé casi 7 años en darme cuenta que esas situaciones en donde me sentía incómoda e incluso lloraba fueron abusos y que no era mi culpa volver a verlo cada semana porque sólo tenia 15 años, estaba perdida y creía que era la única alternativa. Me decía que si dejaba de ir iba a caer en drogas y prostitución y le iba a arruinar la vida a mis padres. No era ningún enfermo, sabía perfectamente lo que hacía y la edad que yo tenia.

•También es sano ese “amigo” que me invitó a su casa porque tenía problemas con la novia y terminó proponiéndome un trío, queriéndose meter en el baño conmigo, tocándome el culo mientras subía las escaleras, no dejándome salir de su casa y diciéndome antes de que me vaya: “Dani, vos sos una piba de fierro. Siempre me dijiste que podía confiar con vos cuando esté mal, cuando no aguante más. Y la verdad es que ahora me siento así. No aguanto más…¿No me haces una paja?”.
Y a los días me pidió disculpas diciendo que era un chiste y que no era a la única amiga que se lo hacía.
El mismo que me ofreció quedarme en su casa para volver más segura a la mía cuando sea de día, se acostó al lado mío y empezó a tocarme las piernas diciendo que eran lindas, e incluso después de decirle que se deje de joder, me pego una manoteada en el culo, de esas que cuando reaccionas ya pasaron. Tuvo que pasar un tiempo hasta que pude darme cuenta que no era mi amigo, y que toda la confianza y el cariño que yo le tenía por los años compartidos, no los merecía.
Como también fue consciente ese otro que se me acostó al lado para tocarme mientras dormía cuando nos quedamos solos en la casa de una amiga. O el que me quiso besar cuando no había expresado deseo alguno, como también el que se enojó y me trató mal por no haber querido besarlo, fundamentando que si estamos hablando de sexo es obvio que se va a calentar.
No sabía que con “amigos” no se podía hablar de sexo porque en ese afan de meter su pito en un agujero y vaciar sus testículos de semen, se cagan en el respeto hacía el otro.

•No estaba enfermo un pibe con el que me encontré dos veces en una plaza a los 16 y me mandó mensajes y llamó a la madrugada durante 6 meses.
Empecé teniendo 20 llamadas perdidas cuando le contaba que salía de casa, preguntándome adonde, con quién, para qué. Y terminé recibiendo mensajes diciendo que se iba a matar. Ahí le dije que lo iba a denunciar, se asustó y siguió repitiendo la historia con varias conocidas que hasta el día de hoy preferimos ni acordarnos. Y hasta nos hemos reído por verlo como algo inocente de la adolescencia.

•Era sanito un imbécil con el que salí a los 17, que cuando no quería coger le pegaba piñas a la pared y me gritaba diciendo que soy una histérica de mierda, que para qué lo caliento y después no entrego.

• No era enfermo el que me siguió con una camioneta y entre tantas cosas la remató antes de acelerar con un “con esa boquita como te debes tragar toda la leche.”
O el que a las 8 de la mañana en Once , se me acerca y me dice al oido: “Ese culito te lo llenaría de leche”. (Todo con la leche tiene que ser porque no son enfermos pero bastante mononeuronales)

• Una tarde iba caminando con mi chango de artesanías por la capital de Córdoba y un hombre SANO empezó a seguirme. Me llamó la atención que cuando yo paraba él lo hacía simulando hablar por teléfono y mandando mensajes todo el tiempo. Gracias a mi intuición y los traumas que te dejan estos soretes que te hacen estar atenta a todo, decidí esconderme atrás de una columna en una esquina. Él llega atrás mío y antes de cruzar empieza a mirar para todos lados, buscándome. Se mete en un negocio en diagonal a buscarme, lo sé porque desde la puerta miró todo y cuando le preguntaron qué necesitaba se fue sin contestar. Cruzó la calle y antes de que me tape la vista una pared, me encuentra. Se queda mirándome fijo unos segundos con una cara de odio como diciendo “ahí estas hija de puta”, y dejé de verlo.
Paré un taxi y gasté la plata de lo que había vendido el día anterior. Plata que pensaba gastarla en cualquier otra cosa que me haga feliz, como comer un helado, no en pagar un taxi por 15 cuadras, en una tarde hermosa, por miedo a que me encuentre de nuevo un desconocido que me seguía, totalmente consciente de lo que hacía.

•No era enfermo, al contrario, super carismático y gracioso, el dueño de un camping en El Bolsón, que cuando fui a pedirle trabajo me empezó a contar cómo le gustaba coger con sus novias y cuanto le encantaban las pibas “morochas como yo”. Igualmente fue amable, me aclaró que no me iba a violar porque no le gustaban tan jóvenes ya que podían quedar embarazadas y es difícil viajar sola con un hijx.
También me recomendó a su hermano, que tiene un hostel en el centro y que para que no me acose como solía hacer con todas las voluntarias, le iba a decir que yo estaba embarazada, pero que igualmente me sugería que me encierre con llave cuando vaya a dormir.

•Eran sanos tanto el viejo que me apoyó en el tren, como el chico que ante mis puteadas fue muy amable ayudándome a bajar, indignándose por el acoso y demás giladas, para después terminar persiguiéndome para darme su teléfono e invitarme a salir insistentemente, diciendo que no le podía negar ver mis hermosas pecas otra vez.
(Yo también estoy contaminada con el amor romántico pero no ando acosando a la gente por la calle flashando novela).

•Era sano el camionero peruano que le preguntó a mi pareja cómo cogemos las argentinas, estando sentada al lado suyo.

•No está enfermo el sorete mal cagado que viaja en el 172 tocando pibas. Sobre todo los domingos a la mañana cuando venimos borrachas o dormidas después del boliche.

•Es sano mi vecino que cuando espero el bondi le dice a sus hijos de no más de 5 años que me digan cosas.

Es sano quien acosa en la calle y dentro de casa. Desconocidos y conocidos. Son sanos los chongos y parejas que te obligan a tener sexo con violencia y/o manipulación. Es sano el que te dice que sin forro no se le para y el que insiste cuando dijiste que no.
Es sano el que “piropea”, el que persigue. El que te dice que si lo dejas se va a matar.
Es sano el macho violento que grita, golpea y mata.
Llamándolos enfermos los libramos de la responsabilidad de haber cometido cada hecho.
Y haberlo disfrutado.

TODOS SON HIJOS SANOS DEL PATRIARCADO.

F -> Dani Dani

fsano hijo del patriarcado

Camilo Castaldi Lira, Cantante de “Los tetas” Golpeador, Psicópata suelto en Chile. #Yanonoscallamosmas !

Hace mucho tiempo vengo callando una situación que está presente en mi vida, pero como se hizo muy reiterativo, con episodios cada vez más fuertes y una o dos veces por semana desde hace un tiempo, me decidí a poner una denuncia para conseguir que Camilo Castaldi Lira (cantante de Los Tetas) se aleje totalmente de mí, que no me busque más y poder retomar mi vida.

No quiero que esto quede impune, quiero que mi experiencia sirva también para otras mujeres que están viviendo lo mismo y que a lo mejor no se atreven, así como yo tampoco me atreví tantas veces, a hablar.

Considero que él es un gran peligro público ya que con su anterior polola vivió lo mismo solo que ella no se atrevió a denunciarlo, solo terminaron muy mal, debiendo la chica, ser rescatada por sus padres y bueno… conmigo la situación iba para lo mismo solo que ya abrí realmente los ojos.

Espero que la justicia esté de mi lado,que me apoyen porque lo necesito, no quiero formar parte de la lista de mujeres que han sido víctimas de femicidio y creo que si no hubiera reaccionado a tiempo, yo podría ser una, sobre todo ayer.

Ahora lo que  temo es que él tiene amistades de baja categoría, delincuentes, ladrones, etc y como lo definió un carabinero que estuvo conmigo: es mafioso, temo lo que me pueda pasar a mí y a mi familia.
Voy a narrar algunas de las escenas que viví al lado de él y pido disculpas porque tendré que citarlo y usar un lenguaje obsceno, para ser clara.

Camilo Castaldi o Tea Time para los seguidores, ya a mediados del tercer mes de nuestro pololeo comenzó a golpearme, hay fotos del matrimonio de mi hermana (en marzo del 2016) en donde aparezco con moretones en mis brazos y piernas producto de sus golpes o cuando me tiraba al suelo, posterior a eso son incontables las veces, empezó a golpearme en la cara, me agarraba los brazos y me pegaba cabezazos o me escupía, también me tapaba la boca dejándome sin respirar y él encima mío.

Yo pensaba que iba a morir, me pegaba en la mandíbula muy fuerte porque yo lloraba y me decía “cállate perra”, eso fue lo primero.

Luego venía la etapa de reconciliación, donde me pedía disculpas porque estaba drogado o curado y que no terminara con él.

Yo la verdad aparte de haber estado enamorada en el comienzo sentía mucha compasión por él y ganas de ayudarlo a dejar su adicción a la cocaína, por eso no lo dejaba, él me decía que lo ayudaba, en tener horarios normales, a alejar a los malos amigos, porque ya no carreteaba y no se “lanzaba” cada noche pasando de largo pues ahora dormía conmigo cada noche y yo lo ayudaba a no ser el irresponsable de siempre, con su hijo y su trabajo.

Pero todo fue terror para mí, llevaba al departamento de él, el cual es muy pequeño, gente como delincuente, narcos, y cualquier tipo que se encontraba en la calle e invitaba para drogarse con cocaína.

Para mí esto fue muy fuerte porque nunca estuve antes de esto, cerca de esto.

Soy de provincia, me vi expuesta cien veces a cosas horribles y vi cosas horribles, sin ir más lejos hace una semana y media eran las 4 am y llegó al departamento con un amigo flautista y estaban los dos pasados, seguían tomando whiskey y yo preocupada, Camilo salió al pasillo del edificio y yo intenté alejar el whiskey a lo cual su amigo el flautista EL CUAL NO SÉ EL NOMBRE PERO ES UN COBARDE ASQUEROSO, me pegó un combo y me botó al suelo, Camilo vio esto porque justo estaba entrando y, como al parecer los valores no los tiene, defendió a su amigo y no a mí, que yo soy una mujer y un hombre desconocido para mi me había pegado en su casa, quedé en shock y no se me ocurrió nada más que llamar a mi papá para sentir que me defendía, aunque fuera a distancia (mi familia no es de Santiago) el otro tipo se largó corriendo.

Yo en ese momento era su polola, no sé, yo pienso que cualquier pololo defendería a su novia si un hombre le hace algo, pero Camilo no era así y menos curado o drogado, esa era su excusa.

Siempre defiende y defenderá a los “malos”, a los “choros”, a los narco, a los que han robado, a los que se han robado un banco, incluso en su biografía de Facebook tiene puesto que él es ladrón de bancos, pues esa es su fantasía, robar algo grande, matar a alguien, ser un gangster, como el cliché del rapero, eso es pero al peor nivel, a mí siempre me decía que los narcos y ladrones tenían más cosas buenas que yo y que yo debía respetarlos porque yo no valía nada comparada con ellos.

Lo cual nunca compartí porque eso para mí es lo que ensucia más el mundo, llenándolo de cosas feas y violencia, como lo que yo viví con él, esos eran nuestros puntos de discrepancia, junto con la cocaína, exceso de alcohol que usaba cada día y sus agresiones físicas y verbales.
En enero de 2017 luego de una madrugada donde se drogó a mis espaldas y yo no sabía, por discusiones ridículas me pegó con un micrófono antiguo de los años setenta muy grande y pesado como un batazo en mi pierna derecha, el dolor fue inmediato y tremendo.

Me hizo una contusión y no podía caminar, intenté subirme a un uber, pero él bajó de su depto y no me dejó subir, al conserje lo amenazó con un sable esa misma noche.

Yo pensé que me lo enterraría, así que subí a cualquier auto al cual le pedí que me llevara a mi casa y que yo le pagaba, que necesitaba arrancar de mi pololo que estaba loco en ese momento, pero él en vez de llevarme a la casa me llevó a la comisaría, me dijeron mil veces que denunciara, no lo hice, pero fui a la posta a constatar lesiones y todo, por supuesto sola, un mes después me hizo una contusión en la cabeza con sus golpes en donde todo era sangre en la cama, en las sabanas, en mi ropa, en mis jeans y también terminé en la posta.

Él ahora ya no pedía disculpas sino que se enojaba él por haberme pegado a mí, me llamaba loca, me gritaba loca y cosas al frente de todos, su defensa era que yo soy loca, que yo invento que él me pega, que yo lloro por nada, es tanta mentira que me enrabia, de ahí la relación se volvió más degradante.

No me dejaba dormir antes de ir a la Universidad, me tenía hasta las 5 de la mañana con la música a todo volumen al lado de la cama y otros días me tenía hasta las 6 de la mañana haciéndome de la peor violencia psicológica.

Me dañó mucho, yo tenía que estar todos los días a la 8 am estudiando y concentrada en la universidad, andaba pésimo, no le contaba a mis amigas, me andaba quedando dormida y sufriendo a escondidas porque yo lo quería a pesar de todo y no quería que ninguna de mis amigas lo odiara.

Sin embargo él a todos su amigos les contaba historias falsas de mí, llamaba a sus amigos cuando estaba pegándome para contarle la historia al revés y tener un testigo a su favor, se creía muy inteligente al hacer eso, inclusive el día que me rompió la cabeza llamó a su mamá para decirle “mamita está loca me está pegando” y mientras decía eso me pateaba en el suelo, su mamá le gritaba “sácala de la casa, llama a alguien”, mientras tanto seguía dándome fuertes patadas en el piso y yo lloraba muy mal, me dolía todo y estaba cansada.

No culpo a su mamá ni a ninguno de sus amigos, él tiene a todo el mundo engañado, nadie se imagina lo que él es en realidad, y lo que es vivir con un hombre tan enfermo como él está hoy en día.

Hace una semana y el mismo día que su amigo flautista me pegó, el también después me atacó, estando los dos solos, era de esperarse, había jalado y tomado mucho whiskey, me pegó combos en la cara y patadas en todos lados, como siempre, después de eso me estaba grabando con la cámara de su celular riéndose de cómo lloraba tratándome como siempre lo hacía “maraca culia” “eso te mereces” “no vales nada, no existes en mi vida” me molesté que me grabara así que le intenté correr el celular pero él seguía lo cual el mismo cayó sobre su mesa de sonido y como estaba “duro” y loco, como en otra dimensión, pensó que se había dañado su mesa (lo cual quedó comprobado al otro día no le pasó nada) se me tiró encima diciéndome IMBECIL AHORA VAS A VER a pegarme de nuevo ferozmente lo que provocó una hinchazón en mi rostro, hematoma en el ojo, y un derrame ocular.

Él después de eso jadeaba de lo cansado que quedó de pegarme tanto, yo quedé tan cansada de la golpiza que me quedé sentada en la cama sin habla y él por dos horas siguió gritándome obscenidades y garabatos.

Lo único que yo quería era dormir.

Viajé a mi ciudad a recuperarme unos días y al cabo de unos días me llamaba diciéndome vente para Santiago, vente porfa, yo incómoda viajé a acompañarlo y llevarle comida y cosas, mi familia preocupadísima pero yo no hablaba con ellos del tema por vergüenza aunque todos sabían, a mi mamá le conté siempre todo pero tampoco podía obligarme a dejarlo si yo estaba metida en ayudarlo en no dejarlo solo y además lo quería mucho a pesar de todo.

Pasaron 3 días y ayer fue el último, nada malo había pasado en absoluto, mi mamá me había ido a dejar unas cosas a su casa, le llevé cosas de comida y aseo para su casa porque él se gastaba siempre todos sus sueldos de tocatas en drogas y alcohol o cuando yo me iba de su casa invitaba a la tropa de amigos delictuales y él les pagaba los cigarros, y todos los demases que ya comenté, así se le iba la plata y no le quedaba ni para comer ni para el metro, pero yo siempre le prestaba y no dejaba que pasara hambre llevándole siempre comida.

Ayer mi mamá se fue de su casa, le dijo “cuídamela, ya que nunca más pase eso, que esté tranquila, duérmanse temprano”, y él “sí, sí”, le compré hasta cigarros para que no tuviera que salir de noche porque siempre iba buscar drogas, donde él vive hay por todas partes y teniendo su rostro de “conocido” si no tiene plata, siempre se conseguía, le regalaban, pero al final igual salió porque necesitaba cerveza, yo me quedé cocinándole.

Al llegar noté que estaba exaltado, aparentemente drogado, por lo cual no me acerqué y me quedé en el living no en su pieza, le dije que la comida estaba lista y me pidió más cigarros le pasé uno y se cayó y me dijo “qué me vení a tirar el cigarro?” y me dio una mirada de esas que ya conocía, le dije “qué te pasa por qué me miras así?”, y él me respondió, “qué? querí que te pegue?” Y yo dije “es broma? Por qué?” Y de la nada me dijo “ya, terminamos ándate maraca culia de mi casa, sale fuera” y me empezó a pegar combos, me botó, de nuevo sus patadas por todos lados, me arrastró por la casa para sacarme y no sé cómo pude agarrarme de un mueble para no salir, porque tenía mi cartera con plata y celular y carnet adentro, entonces entre y me senté un segundo y siguió pegándome y en el mismo ojo donde hace una semana me había hecho el hematoma, no le importó que me estaba sanando ni nada, ni todos los perdones que me pidió, él decía que “había sido un accidente” me dio más fuerte que la vez pasada me dijo “estay fea, ándate maraca culia, bitch, fucking bitch hay que pegarle a las weonas, a mi me importan mis cosas, no las weonas, a mí nadie me puede ser nada porque soy amigo de todos los choros y hasta los pacos culiaos también”.

Me escupió, me tiró bebida en la cabeza y tiró mi mochila y chaqueta de cuero por la basura del edificio, bajé corriendo y en el lobby me socorrieron unos vecinos y una vecina que lo conocen bien le dijo “hijo de la gran perra”, él me gritaba “perra de mierda” y se dio a la fuga en bicicleta.

El motivo por el que ayer decidí hacer la denuncia es porque ya le aguanté demasiadas, muchas golpizas y nunca dije nada ni siquiera a mis amigas, me comí el dolor, nunca quise hacerle daño, siempre quise ayudarlo y protegerlo pero ya entendí que él que no se quiere dejar ayudar, nunca va a ser ayudado.

Otras veces me pegó porque discutíamos, pero ayer fue por NADA, salió y llegó drogado directo a pegarme y a maltratarme psicológicamente a pito de nada, fue muy fuerte como me pegó y no le hice nada más que cocinarle y abastecerlo con cosas, entonces si este hombre fue capaz de llegar a la casa a pegarme y humillarme porque sí, incluso cuando ya tenía mi ojo malo por su culpa, ya no podía soportarle ninguna más.

Se acabó y es el fin.

No quiero que se lo haga a nadie más y que nadie más pase por esto.

Es muy peligroso por su nivel de violencia con las mujeres, él a los hombres no les pega, les tiene miedo y por eso es chupamedias con todos para que nadie le toque un pelo.

Vende la pomada con su rima, sí, es talentoso, pero no puedes engañar a un mundo entero con tu forma de vivir escondida, ayer hasta me sacó un cuchillo y me ha amenazado de muerte a mí y a mi familia.

Con los que siempre se refiere a ellos con improperios, no tiene educación, él me dijo que si yo tuviera amigos flaites choros me trataría mejor.

Porque podrían defenderme, me dijo que sus amigos le decían que “pololeo sin moretones no es pololeo” toda su misoginia y machismo siempre lo normalizaba y yo le decía que estaba mal y por eso siempre se enojaba conmigo.

O porque yo me ponía triste y lloraba cada vez que jalaba, porque de verdad me dolía, fui muy tonta, él sabe actuar frente a la gente, hoy día en la audiencia de la fiscalía hasta le regaló sus zapatillas a un delincuente que estaba al lado de él por otro caso, diciendo fuerte al frente de todos que “alguien las necesitaba más que él”.

Todo eso lo hace para seducir con sus mentiras, para llamar la atención de algo falso que él no es, la jueza lo miró y no le dijo nada, en todo caso son zapatillas de 10 mil pesos de estación central, mi mamá, cuñado y hermana, lo vieron salir y vieron cómo les hacía tallas a los carabineros que estaban en la salida haciéndose el amigo siempre de todos, y luego se fue corriendo, en su mundo él y sólo él es “vivo”, inteligente, amoroso y simpático, con esos gestos, ojalá muchos no sigan cayendo.

Tan solo vayan a un concierto de él y se darán cuenta que hasta siempre dice las mismas cosas en el escenario, que vivan los delincuentes, que suenen los balazos, etc…

Es una persona muy violenta y que justifica todo con su “don de la palabra” y poder de convencimiento se da vuelta a muchos.

Su entorno es aún más peligroso.

Nunca imaginé que esto y mucho más me iba a pasar a ponerme a pololear.

En mi casa nunca me pegaron de niña, y yo nunca peleé con alguien, estos fueron los primeros golpes que recibí y fueron los peores, de una persona que amaba, no sé cómo aguanté tanto.

Quiero dejar en claro que su forma de ser y actuar, ideales y adicciones no guardan relación con ninguno de los miembros de su banda siendo él la persona discordante siempre, y que genera conflictos y lo digo para que no se catalogue a todos del mismo de modo, si yo tuviera la posibilidad de darle un castigo es que lo mandaran a rehabilitarse porque sería de gran ayuda para la sociedad.

Y quiero decirle a Javiera Mena que se contacte conmigo pues Camilo, Tea Time dejó en mi casa escondida la guitarra que le robaron a sus músicos, él sabiendo que eran robadas a Javiera Mena se las compró como un chiste y cagado de la risa junto con un teclado a sus amigos que son los que le roban los instrumentos a muchas bandas chilenas, como ya hemos visto en las noticias. Como él dice “los ladrones son respetables y los mejores”.

A todo esto, en la audiencia de hoy la fiscalía sólo puso una orden cautelar dónde se indica que él no se puede acercar a mí a menos de 200 metros, ni siquiera le dieron la firma mensual en el juzgado de garantía ya que “no tiene antecedentes”.

Exijo justicia!

No es posible que un maltrato como el que he sufrido quede impune.

No quiero que caiga otra incauta en su palabrería para terminar igual que yo, es por este motivo que hago pública mi historia, dejando de lado la vergüenza, la humillación.

Así como hoy yo soy capaz de sacar la voz y denunciar los abusos físicos y psicológicos en mi contra, espero que otras mujeres que sufren lo mismo que yo, venzan el miedo y tomen las riendas de su propia vida.

Posteo del testimonio.

#JusticiaxDianaSacayán ! #Yanonoscallamosmas !

         Se lanzó la campaña para pedir justicia.

Estuvo presente Higui de Jesús.

Fue su primera aparición pública tras ser excarcelada el 13 de junio.

El miércoles 28, habrá una marcha para decir #BastaDeTravesticidio.

De cara al juicio por el travesticidio de Diana Sacayán -previsto para el mes de octubre-, se lanzó la campaña para pedir justicia por el asesinato de la referente social (#JusticiaPorDianaSacayán). El sábado 25 de junio, más de 200 personas se reunieron en el centro cultural El transformador, en Haedo, provincia de Buenos Aires. Allí, Higui de Jesús hizo su primera aparición pública, tras ser excarcelada el 13 de junio. Había estado detenida por defenderse de un intento de violación correctiva y herir de muerte a uno de sus atacantes.  “Es la primera vez que salgo a un lugar con tanta gente. Me siento bien acá, no me siento sapo de otro pozo”, dijo a Presentes.

Sasha Sacayán, hermano de Diana y referente del Movimiento Antidiscriminatorio de Liberación (M.A.L), Darío Arias (activista de Conurbanos por la Diversidad), Alma Fernández (presidenta del centro de estudiantes del Bachillerato Mocha Celis) y Luciana Sánchez (abogada querellante de la causa), hablaron sobre distintos ejes del proceso de justicia por el crimen de líder trans.

“Se tiene que cumplir con la ley de cupo trans”

“Lanzar esta campaña implica empezar a poner otra vez el tema en la calle. Esta lucha es para hablar de las violencias contra las trans y las travestis.  Tenemos que tomar su lucha como propia”, dijo Sasha. Apuntó que uno de los reclamos de la marcha convocada para el miércoles 28 de junio para decir #BastaDeTravesticidios, será que se cumpla la ley de cupo laboral trans. “Creemos que es un punto importante para terminar con la violencia sobre los cuerpos de las trans y las travestis. A partir que las compañeras tengan un trabajo genuino van a poder pensarse en una vida diferente porque la prostitución es parte de las violencias que les toca vivir a las compañeras”, agregó el hermano de Diana.

La ley de cupo trans, llamada Diana Sacayán en homenaje a su impulsora, se aprobó un mes antes de su crimen: el 17 de septiembre de 2015.

Hasta hoy, el Poder Ejecutivo provincial de Buenos Aires sigue sin reglamentar la norma.

La Nota Completa Aquí :

#JusticiaxDianaSacayán

10 años para el violador serial Maximiliano Spina. Volvemos a gritar en manada: #Yanonoscallamosmas !

Este violador ejecutó violaciones, abusos sexuales y violencia psicológicas sistemáticas a sus hijxs y primos —entre otrxs—, en su niñez durante más de 20 años.

El poder judicial le otorga como condena la mitad de los años que este sujeto violó.

Si bien tomamos como logro el hecho de que esté preso y que el proceso fue rápido —dentro de los parámetros re victimizantes del sistema judicial—, seguimos exigiendo que haya un verdadero desmantelamiento de estos organismos que siguen avalando la cultura de la violación al no hacer reformas reales, profundas y contundentes que respondan a la realidad de que ¡NOS ESTÁN MATANDO y ESTAMOS EN EMERGENCIA !

Compartimos el vídeo del momento en que se lo llevan a cumplir su pena a Marcos Paz con la intención de empoderarnos  y saber que tenemos la fuerza, el apoyo y la resiliencia suficientes para exponer nuestras historias sin verguenza ni miedos, frente a quien nos violó, humilló, golpeó, abusó, maltrató y violentó en algún momento de nuestras vidas y frente a quienes siguen amparando estas violencias al no de-construir con responsabilidad y  compromiso personal y colectivo al machismo instalado que nos oprime a todxs.

¡ #YANONOSCALLAMOSMAS !

¡ Debate, Denuncia, Visibiliza, Expresa, De-construye !