Repudio a Metro 95.1. Para Metro y Medio, el programa de Wainraich, violar es gracioso. #Yanonoscallamosmas

Entonces tienen este programa. Donde llama gente anónima para confesar infidelidades. Y entonces llama éste representante de la humanidad, confundido, para confesar su infidelidad, que pasó solo una vez y que está de novio hace 5 años.

Había sido un fin de semana de amigos en Cancún y dice que estaba muy borracho, y que la tacleó. Los locutores y las locutoras se le cagan de risa y dicen de forma explícita que suponen que es una metáfora.

Pero no.

Que la tacleó y que la encerró en una habitación de limpieza del hotel y que le dio duro.

Vuelven a preguntar si fue consentido y él vuelve a aclarar que no, que la tacleó y que la encerró en un cuarto de limpieza y que le dio duro y que quería saber si fue infidelidad.

Los locutores, por supuesto, le quisieron dar la chance al violador de que rectificara el relato. Porque no era sacar del aire el programa. Era hacer de cuenta que esto que estaba pasando no estaba pasando. Pasa en casa, pasa con la familia, con el vecino, en la escuela y en la comisaría.

Había que hacer como que esto no estaba pasando.

Había que darle al violador la oportunidad de que se rescatara en el relato.

Ahí vinieron los chistes “eh, #niunamenos”, “ja, ja, ja, ja, ja”. “Que los tipos se quejen de las minas me divierte y mucho. Evidentemente, soy machista”, dijo Julieta.

Le vuelven a dar al violador la oportunidad de que se rescate, pero no sucede, porque el violador quería saber si la violación contaba como infidelidad.

Los locutores medio en joda le dicen que el menor de los problemas en su historia es la infidelidad, pero que bueno. Y cierran el bloque con una divertida secuencia de chistes sobre este pícaro violador inconsciente.

Y en este breve relato, tenemos otra vez, el compromiso de los medios de comunicación escuchados por miles de personas. Después salieron algunos de los locutores y locutoras a pedir disculpas… total…

Disculpas porque cuando me distraigo dos segundos que alguien viole me resulta gracioso.

Disculpas porque intenté hacerme cómplice de un violador al darle pie para que se retractara. ¿O esa parte todavía no la registraron?

¿Por qué muere una mujer cada 18 horas en la Argentina? ¿Por qué hay tantos abusos y violaciones? Porque hay machos que nos matan, violan y abusan…  y por la cantidad de gente mediocre como ustedes que lo facilitan y que aportan todos los días su grano de arena para que escapen con impunidad.

Gracias, ¿eh? En serio, gracias por el compromiso.

#YANONOSCALLAMOSMAS

cropped-logo

Anuncios

Conversatorio Feminista en el Yrurtia: Nvard Nazaryan junto a Ariell Luján #YANONOSCALLAMOSMAS

Charla de Nvard Nazaryan junto a Ariell Luján en el colegio Rogelio Yrurtia el día 1 de junio del 2017 en el marco de los Conversatorios Feministas que buscan debatir y exponer las distintas situaciones de abusos de poder, violaciones y violencias vividos en el establecimiento y en la sociedad.
Gracias a la Comisión de Genero y el Centro de estudiantes del profesorado Rogelio Yrurtia “Cepry” por su compromiso en el debate y la organización.

Gracias Rubén Andón por el compromiso.
#Yanonoscallamosmas

 

cropped-logo

Santiago Cajuso Violador, Acosador, Violento. #Yanonoscallamosmas!

No puedo dormir, me gana el insomnio, se repiten las imágenes en mi cabeza, pienso, me enojo y lloro, me da rabia y tristeza.

Mi cuerpo no me perteneció, su nombre está siempre: Santiago Cajuso, quien me violó y acosó.

Tiene 17 años y el 2 de octubre cumple sus 18.

Nos conocimos el primer año de la secundaria, estábamos en el mismo curso así que era inevitable no hablarnos.

Me encantaba System of a Down y él tenía una mochila de ellos, supuestamente los escuchaba, así que empezamos a hablar y nos hicimos amigos.

En el 2014 nos pusimos de novios.

Al poco tiempo de salir empecé a notar su personalidad desesperante, me sofocaba con sus celos y casi que era imposible estar con mis amigas, aún así, yo sentía que lo quería.

Un día estábamos los dos ebrios, yo me puse a  llorar y él de consolarme pasó a abusar de mí.

En ese momento yo era virgen y estaba muy asustada, no recuerdo cómo pude reaccionar pero saqué sus manos de mi cuerpo a tiempo.

A las semanas lo dejé.

Pero NUNCA paró de molestarme, interrumpía en mis relaciones, me manipulaba.

Todavía me acuerdo cuando en una juntada supuestamente se tomó la botella de vodka de la casa de un amigo… me sentí culpable, tuve miedo de que haga alguna boludez.

Era imposible alejarme de él por completo. Siempre teníamos algo.

Sabía que tenía que cortar la relación y terminamos de la peor manera, fue una relación enfermiza.

Soñaba sus sucias caricias en mi cabeza, ya estoy muy cansada para volver a verte.

Por todas sus acciones ya sabía lo que iba a pasar, pero…

¿Cómo defenderme si no puedo? ¿Que me dirá o hará si no lo dejo satisfecho?

Pensaba que le pertenecía y fui su objeto sexual favorito.

En sus noches frías me llamaba, me mandaba mensajes, esas palabras repugnantes que ya no quiero escuchar.

Hubo un momento en el que lo quise y también otro donde dije NO.

Un 23 o 24 de julio del 2016, no recuerdo exactamente, estaba sola dormitando, pensaba en que ojalá hoy no pase nada, ya no quiero más, se terminó esta mierda.

Pero siempre algo pasa, me va mal, tal vez si no lo pensaba él no entraba a la habitación, no lo sé.

Ya es tarde.

Mi cuerpo tocado, él acostado a mi lado.

¡¡Basta!!

Esas manos no me sueltan, no escucha mi NO.

Mi cuerpo no me perteneció.

Sentía la penetración, fría, dolorosa y violenta, esto no es amor.

¿Dónde está mi libertad?

No puedo escapar, me sentía atada, atacada y ya es tarde, está acabando dentro mío.

Corrompido mi ser.

Violado MI cuerpo.

Asco me dí y sentí.

Despierto y ya no soy yo.

Al otro día me sentí rara, le conté lo sucedido a dos amigas, dos compañeras a las cuales  tomo como un bello ejemplo de lucha.

Sabía que algo no estaba bien en mí, pero tampoco tenía la militancia sobre violencia de género que tengo ahora, entonces traté de borrar ese recuerdo que al día de hoy no me permite hacer determinadas cosas, en lugares como el colectivo me hace temblar las rodillas, tengo ataques de pánico y no los puedo controlar.

Estoy dañada, estoy sanando.

Ya no sé como dar amor, tampoco sé si alguna vez lo dí.

Lo reprimí lo más que pude, pero en mis sueños aparecés sonriendo, tan feliz, rodeado de gente encubridora, de violadores.

Te miro y no puedo entender cómo podés estar mejor que yo, entonces lloro y me escondo.

Todavía me estoy volviendo a querer, todavía estoy aprendiendo.

¿Yo hice que él fuera así? ¿No habré sido yo el comienzo de este tormento?

¡ NO ! ¡ BASTA !

 

No creo en Dios pero siento el infierno.

Camino sobre fuego y veo monstruos de apariciencia humana, femicidas, violadores de la mano, marchando con la hipocresía.

Te veo a vos Santiago Cajuso, te veo a vos Joaquín tenembaum, Ricardo Junio, Esteban faraldo y a todos los impunes que nos desaparecen, nos violan y nos matan.

Inimputabilidad, injusticia, miedo, patriarcado, estado femicida.

 

Voy convirtiendo la tristeza en bronca, ya no me la guardo y exploto.

Ahora la puedo sacar y usarla como arma, es lo que hoy me permite no quemarme en tu mierda, no voy a dejar que me pisen, que me pises, que me eches a la hoguera.

No quiero ser ni soy ceniza.

A principios del año escolar se da a conocer un caso de abuso sexual por parte de un estudiante de la escuela Rogelio yrurtia- en la cual curso actualmente en la misma aula que la persona que me violó.

Es la primera vez que nos toca tan de cerca, no dudé nunca y supe que tenía que apoyar a la víctima y repudiar a la mierda del flaco.

Cuando a las semanas se da a conocer otro caso en la misma institución por otra mierda de persona, me empecé a llenar de bronca y a luchar para que estos forros sufran.

Pero me sentí muy hipócrita.

¿Cómo puedo luchar si sufrí lo mismo que ellas y todavía estoy callada?

A fines de abril y principios de mayo empecé el psicólogo, me acompañó a la primera sesión un amigo al que quiero mucho.

El 4 de mayo realicé la denuncia a Santiago Cajuso.

Me acompañó mi viejito querido, fue muy duro para los dos pero nos llenamos de valor.

Diariamente lo veo en el colegio, diariamente convivo con la enorme revictimización institucional que se ejerce con total impunidad.

La escuela era el lugar donde me sentía protegida y cómoda, como una segunda casa con otra familia, pensaba en nunca irme del Yrurtia, eso sentía o así era.

Por suerte tengo un grupo de amigas que me ayudan, me contienen y protegen, luchamos juntas, lloramos las injusticias, nos abrazamos, nos reímos, soñamos en la america feminista y la sororidad se convirtió en mi palabra favorita.

Estamos aprendiendo a vivir en este infierno y no vamos a parar hasta que esto termine, nos estamos empoderando y esta batalla la vamos ganar.

Tengo el sustento para luchar y levantar mi puño alto, por vos mujer y por mí!

Respuesta pública a -Carajo y mánager- Basta de revictimización. #Yanonoscallamosmas!

Hola “Carajo”.

Les escribo en plural ya que el mensaje que recibí de su manager, Dafne, fue impersonal, pre-redactado y firmado por el nombre del grupo.

El año pasado, el día 7/10/2016 escribí desde mi otra cuenta de Facebook: Ariell Luján, un extenso mensaje donde les describía un hecho de extrema violencia vivenciado en Castelar, fecha donde El Otro Yo tocó junto a Árbol y Carajo. El mensaje era extenso, doloroso e íntimo. Tuve esa enorme consideración porque me parecía correcto que sepan que están incluidos en mi declaración en la causa penal contra Cristian Aldana, ya que relato éste hecho en el cual mi ex pareja me amenaza y me lleva al baño situado al lado de los camarines de manera brusca y evidente donde luego me golpea. Después del suceso en los baños, salimos y nos quedamos en la puerta del camarín, detrás del escenario. Mi estado era de shock, estaba colorada, llorando desconsolada.

Absolutamente todos los presentes me y nos vieron. Con esto me refiero a ustedes, a la gente de Árbol y todo el staff de El Otro Yo, sumado a algunas personas que se quedaron detrás de la valla y que hasta le preguntaron a Aldana por mí estado y que él respondió que me “dolía la cabeza”.

Lo que les pedía en ese mensaje era que por favor se proclamen a favor de #YaNoNosCallamosMas y que repudien públicamente a El Otro Yo y específicamente a Cristian Aldana.

El motivo por lo cual me parecía de suma importancia que se posicionen es porque no solo fueron testigos del maltrato hacia mí persona, sino también porque tanto ustedes como todas las bandas que han compartido con El Otro Yo sabían y vieron cómo operaba con las menores llevándolas a los baños, camarines o micros.

Toda la escena del Rock Nacional Argentino tiene acceso a miles de jóvenes y su posicionamiento podría y puede ser una gran puerta para todas nosotras, quienes hemos padecido la otra cara del rock, donde fuimos víctimas menores y mayores de violaciones, golpes, violencias, humillaciones y todo tipo de perversión posible, no solo por parte de Cristian Aldana, si no de varios músicos y músicas de su ambiente.

El pedido es claro: LIMPIEN SUS ESPACIOS.

No solo no accionaron cuando vieron actuar a Aldana y tantos otros, si no que no accionaron cuando las denuncias saltaron a la luz pública el año pasado, tampoco lo hicieron cuando Gustavo Cordera, denunciado por apología al delito, se refirió a la causa de Aldana de una forma agresiva, revictimizante, humillante y machista y mucho menos cuando ven que este sujeto nefasto sigue tocando con total impunidad. Tampoco cuando vieron cómo El Otro Yo, La Ola que quería ser Chau y tantas otras bandas nos revictimizaron con sus mensajes públicos o recitales.

Ustedes tienen una enorme responsabilidad, como toda la escena y es la de posicionarse y habilitar sus micrófonos a las mujeres que padecimos violencias extremas de todo tipo en sus ambientes, para generar conciencia y debate, porque fue en sus espacios y al lado de ustedes donde violaron, abusaron y golpearon a vidas inocentes.

El día 02 de agosto, 2017 a las 16:06  en la entrevista que dio Marcelo Corvalán al medio ESPN en el minuto 23´ se refiere a Ciro Pertussi, cantante de Ataque 77 —públicamente repudiado por sus declaraciones— sobre sus deseos pedófilos y también —sin que le pregunten—, sobre Cristian Aldana, entre risas y liviandad:

“Y bueno, apoyando. Quizás debo ser de algunos de los pocos a los que le toca esta situación, pero bueno también tuve contacto con Cristian Aldana desde la cárcel y de alguna manera, bueno, estaba muy solo y me pidió que lo pueda visitar, así que voy a charlar con él, lo voy a visitar (risas).

La verdad que no me puedo negar y no me voy a poner yo a juzgar ni en juez ni en nada de lo que hizo. Pero creo que bueno, que es tiempo de madurar, de aprender y quizás ahí empieza el rock… Eso es el rock de verdad. Cuando nos podemos mirar cara a cara con alguien y decir:

-Bueno, me la mandé, metí la pata, la re cagué, la verdad quiero cambiar y la verdad que me parece que bueno ahí es donde vale la pena todo.

Todavía hay que hacer unos trámites pero él amablemente me llamó y bueno, es parte del rock y de todo lo que procesamos en las canciones”.

En estos dichos no solo se esconde una complicidad y liviandad ante los hechos denunciados y por los cuales hoy Cristian Aldana está preso en Marcos Paz desde diciembre del 2016, sino también una enorme revictimización y una afirmación, a mi parecer muy peligrosa, al decir – “Es parte del rock”, me pregunto ¿Es parte del Rock el silencio y la complicidad? ¿Es parte del Rock no posicionarse ante estas diversas violencias? ¿Es parte del Rock no tomar responsabilidad de que sus voces llegan a cientos de personas que los toman como ejemplo y que luego reproducen su revictimización con quienes visibilizamos y denunciamos?.

Aldana está preso por corrupción de menores y abusos sexuales con acceso carnal, contagio de enfermedades de trasmisión sexual, golpes, violencia psicológica y todo esto agravado por ser todas menores de edad.

El juez Roberto Oscar Ponce en su resolución ante el pedido de excarcelación explicó:

“No pueden obviarse las graves características de los hechos atribuidos al imputado, dado que sabiendo de su condición de ídolo musical de las víctimas menores de edad y, en aprovechamiento de la adoración que éstas le dispensaban, como así también de su inmadurez sexual, las forzó a mantener relaciones sexuales con él en forma violenta e intempestiva, accediéndolas carnalmente por vía vaginal y anal, y a practicarle sexo oral. Además, por su influencia sobre las niñas, logró manipularlas para que participaran de orgías sexuales que organizaba con otras menores de edad, como así también las incitó a incorporar a otras niñas a dichas prácticas”.

En todos los casos pesquisados se denota la ausencia total de consideración a la minoridad de las víctimas, también un claro desprecio al género femenino e incluso una falta total de respeto a la noción más elemental de la dignidad humana”.

Resolución que pueden leer completa en la página oficial del CIJ (www.cij.gov.ar), ya que es de suma importancia que estén informados del nivel de violencias que sufrimos en su espacio porque ustedes también están en “Condición de ídolo musical”.


En el día de la fecha 11 de agosto del 2017, recibo un mensaje de su manager y tenemos esta mínima conversación que adjuntaré aquí:

Dafne- Hola Carolina como estas, me llamo Dafne, soy la manager de Carajo. quería ponerme en contacto con vos

Ariell- Hola, buenas tardes.

Dafne- Nos Ponemos en contacto con vos, porque una allegada a nosotros nos mostró lo que publicaste en relación a la entrevista que hizo Corbata. La verdad nos sentimos muy apenados por la confusión que generó todo esto y nos gustaría aclarar nuestra posición al respecto para que no siga habiendo malos entendidos. Como grupo, como hombres, como padres, hermanos, seres humanos, repudiamos cualquier tipo de violencia y abuso hacia la mujer, física, psicológica y verbal, y nunca defenderíamos a nadie que mantenga una lógica abusiva y maltratadora, incluido Aldana. Nosotros no estábamos al tanto que nos habías escrito, ni tampoco percibimos el maltrato que estabas sufriendo en ese momento, sino por supuesto que hubiéramos intervenido para frenarlo. Cualquier cosa que necesites, estamos a tu disposición. Saludos. Carajo.

Ariell- Antes de responderte este mensaje tan impersonal voy a re enviarte el mensaje que les envié el año pasado y con el cual me bloquearon de la página. Luego voy a tomarme el tiempo para responderte.

(Eran 6 capturas, cuando envié la tercera, seguramente sin leer, me responde):

Dafne- te comento: esta acordado con nuestra webmaster desde los inicios del Fb de carajo q esta bloqueado el sistema de mensajes en nuestro Fb, entiendo que es por eso q no lo vimos.

(Envío las 2 capturas restantes y contesto):

Ariell- No, te aclaro que me bloquearon y por favor dame tiempo para poder responder tu mensaje luego de enviarte estas capturas que con tanta paciencia y código envié el año pasado. Muchas gracias.

Dafne- o sea: nosotros a traves de nuestro Fb no recibimos, ni leemos mensajes de nadie, todos los mensajes estan bloqueados. O sea , para dejar claro: esta es la primera vez q recibimos tu mensaje. Se los estare reenviando a los musicos. y si queres podes mandarmelo escrito asi se entiende y lee mejor.

Ariell- Disculpá, pero no es así, desde aquí se puede ver el “visto” y si fuera como decís no podría ni siquiera haber enviado este mensaje, lo envié y luego no pude escribir más, osea, me bloquearon. Pero igualmente, tranquila, la discusión no va solo por ahí. Por favor vuelvo a pedirte que me des tiempo para responderte. Gracias,

Y te tomes vos también el tiempo de leer el mensaje y comprender el nivel de gravedad que tiene que el cantante de la banda que representas hable con total liviandad sobre el asunto. Seguramente más tarde te estará llegando mi respuesta.

Dafne- podrias enviarlo de manera mas legible?

te reenvio la captura de muestra webmaster cuando le consulte por tus mensajes:

Y una captura de su buscador con mi nombre sin que aparezcan rastros de mensajes.


Cerrando con este mensaje, que será público con el fin de visibilizar y debatir sobre el nivel de revictimización que ejercen en su calidad de “famosos”, no solo ustedes, si no, TODO EL AMBIENTE,  sobre mí y todas las víctimas de violencias de género teniendo este tipo de actitudes violentas, quiero responderte Dafne concretamente tu mensaje y el del grupo Carajo:

Primero, creo que si de verdad se sintieran apenados, al menos tendrían la sutileza, el respeto y consideración de escribirme de persona a persona y no re enviarme un mensaje pre-escrito tibio y acartonado ante la grave situación de la que estamos hablando y en la cual fue mi vida y la de centenares las que se ultrajaron y violentaron.

No hay mal entendido, el cantante de la banda que representás se dirigió a Cristian Aldana entre risas de una forma sumamente irresponsable e irrespetuosa en un medio de comunicación.

Te quiero comentar, de forma sorora y respetuosa, que el silencio y la revictimización mata a cada minuto a mujeres y niñas y que esta cultura de la violación se sostiene por acciones como ésta. Sería interesante que puedan observarlo.

En el momento que me pides que te envíe el texto de las capturas de manera más legible: ¿en que estabas pensando? ¿crees que soy una máquina, que mi historia y cuerpa pueden seguir siendo menospreciados a tal punto en que deseas exponerme a re-escribir un texto desgarrador donde les detallo uno de los episodios mas horribles que me han tocado vivir?

Las capturas se ven claramente y lo verifiqué con otras personas para estar acertada en esto que afirmo. Esto Dafne se llama REVICTIMIZACIÓN, ABUSO DE PODER, VIOLENCIA MACHISTA y sostiene a la CULTURA Y PENSAMIENTO PATRIARCAL.

Este tipo de actitudes, son las que vivenciamos cuando vamos a una comisaría o abrimos la boca, se nos indaga, se nos pincha, se nos expone a revivir al antojo de quién pregunta a las más dolientes exigencias.

Y no Dafne, no hubieran intervenido para frenarlo, porque de hecho, no lo hicieron, ni en esa oportunidad, ni en Obras, ni el año pasado, ni ahora, ni nunca.

Sienten inseguridad y miedo porque la superficialidad a la que nos tenían acostumbrados todo el mundo del espectáculo se está derrumbando, ahora de-construímos y elegimos no escuchar ni comprar ni avalar la obra de ningún artista que siga perpetrando lo que a nosotras nos costó y cuesta la vida y psiquis asumir y reparar.

Hablo como privilegiada al poder hacerlo, porque muchas aún no pueden ni pudieron.

Se acabó la impunidad, las faltas de respeto, la revictimización y el abuso de poder, nosotras le ponemos freno con nuestras cuerpas y nuestras voces.

Yo le pongo freno al decirles una vez más a ustedes y a todos los grupos musicales que de a poco se irán desmantelando: No vamos a permitir que nos sigan violentando con su revictimización, nunca más.


NOTA: Comencé a escribir esta carta a las 17 horas y a las 18:20 horas estaba finalizándola cuando recibo este mensaje de la mánager de Carajo:

Dafne- Caro, ahora puedo decirte q nosotros 4 leímos tu mensaje, estamos shockeados y nos gustaría hablar con vos y q sepas q contas con nuestro apoyo.

Ariell- Gracias, su apoyo va a ser que lean con mucha atención el mensaje que más tarde les enviaré y que limpien sus espacios, tienen parte de responsabilidad para que esto no le vuelva a suceder a ninguna piba ni pibe más.

Más tarde o mañana les enviaré mi respuesta. Espero se sepa respetar y no me sigan escribiendo, comprendiendo lo que significa para mi remover esto.

Ariell Carolina Luján. 

#Yanonoscallamosmas !

Debate – Expresa –  De Construye 

 

 

Segunda denuncia a Joaquin Tenenbaum por abuso sexual agravado. #Yanonoscallamosmas!

Cuando nosotras los exponemos se corta el círculo de impunidad.

Pero, ¿cómo escribir este testimonio?

¿Empiezo por el día del abuso?

¿O empiezo por cuándo pude ser consciente de ese abuso?

¿Por qué escribo?

¿Para quiénes escribo?

Prefiero empezar por las situaciones y contextos que detonaron dentro de mi cabeza un abuso archivado, de esos que como sociedad patriarcal decadente solemos naturalizar.

El día 24 de marzo acompañé a una amiga a realizar una denuncia contra Joaquín Tenenbaum por reiteradas violaciones y abuso psicológico durante su noviazgo.

Tanto él como ella formaban parte del círculo social del que formaba parte. Que la piba rompiera el silencio provocó un quiebre en el grupo: quienes decidimos repudiar al victimario y quienes decidieron justificarlo, relativizarlo y encubrirlo.

Lxs que quedamos del lado de la víctima (hablo de lados porque en esto no hay grises), nuestra amiga y compañera, comenzamos un proceso personal y político en donde se volvía a cuestionar y replantear nuestra forma de vincularnos con lxs otrxs y con nosotrxs mismxs, nos preguntamos una y mil veces cómo no nos rescatamos antes, cómo habíamos dejado que una persona tan violenta y manipuladora formara parte de nuestras vidas y rompiera en cuerpo, alma y mente la integridad de una piba. Así es que comenzamos a deconstruir y reconstruir nuestro grupo dejando fuera las personas que dudaban de cualquier víctima y justificaba a los violadores “amigos” (porque es muy fácil repudiar para fuera salvo cuando toca en casa).

Dentro del colegio Rogelio Yrurtia, donde Joaquín se forma como docente de futurxs niñes y adolecentes un grupo de estudiantes del profesorado decidimos visibilizar la denuncia posicionándonos en contra de que esta persona ejerza la docencia y exigiendo lugares seguros para nosotras, las pibas.

Esto provoco que fuéramos judicializados por el denunciado por “manchar su buen nombre y honor”, pero también el padre del violador, Ernesto Tenenbaum ayudante de grabado de la institución, hizo circular una carta entre las y los docentes del colegio en donde exigía a las autoridades del nivel superior sanciones para el grupo de estudiantes que habíamos “hostigado” a su hijo. Sesenta y cinco docentes firmaron la carta que dejo adjuntada al final del testimonio.

Estos docentes a los que les urge una capacitación en ESI (Educación Sexual Integral) dejan a un lado a las pibas que expresaron abiertamente la incomodidad de cursar con Joaquín Tenenbaum y cabe aclarar que no es el único caso de violencia dentro del colegio: a una víctima menor de edad que denuncio a su violador en media la obligan a cursar todos los días 8 horas con su victimario, y aprovecho este testimonio para decir también SANTIAGO CAJUSO VIOLADOR.

El 19 de abril esta justicia machista decidió en tiempo record sobreseer al victimario sin siquiera someterlo a pericias psicológicas y sin dejar que la víctima tuviera acceso a la causa y sin notificarla de la “resolución” para que pudiera apelar.

Dejé de cursar en el Yrurtia, la institución que había formado parte de mi vida por casi 9 años. ¿Por qué? Hoy no es mi espacio, porque se convierte en un lugar inhabitable siendo mujer… pero sobre todo siendo víctima, y estoy segura que en algún lugar de mi cabeza yo me reconocía como una. Transitaba las clases con él y los docentes en vez de problematizar la situación, la comodidad los llevaba a correr la vista.

Fueron dirigidas al grupo “reaccionario” de estudiantes frases por parte de equipo docente como:

-“Hijas de re mil puta”

-“Ahora las pibas denuncian porque sí”.

-“La piba tiene que venir a dar la cara” (cómo si tuviera la obligación de declarar cual comisaria, cuándo y cómo la había violado).

-“No somos jueces”.

-“Lo mejor es no hablar de esto”.

-“Si las pibas se ponen en pedo y al otro día se arrepienten es cualquier cosa, porque en el momento les gustó” (Gisela Francisconi profesora de grabado y morbosa que obliga a pibas de media a convivir con violadores).

(Y la frase tajante que me dirigió el vicedirector de la mañana y profesor del nivel superior Hugo Maldonado quien junto con otro grupo de docentes permitió que la abogada de Joaquín nos mandara la policía) –”Si perdiste la regularidad es tu problema”.

Después de dejar de cursar pude traer a mi cabeza un noche de agosto del 2015 en Bariloche:

Lo conocía hacía más de 5 años “lo conocía”… eso pensaba, en ese momento no sabía que ya había violado a su pareja.

Yo tenía 17 y él 18 años.

Creía que era un amigo más, de esos que son “un poco forros” pero buenos pibes.

Pensé que era amigo hasta que dos años después su primer denunciante me contara como Joaquín la había destrozado.

Fue amigo esa noche en el boliche cuando después de que yo consumiera la suficiente cantidad de alcohol abuso de mí.

Algunas partes de esa noche están nubladas pero el momento del abuso está grabado en la piel y siempre cala un poco más profundo.

Yo quería bailar, no quería sus besos, no quería sus manos.

Me acuerdo de la culpa, culpa que se fue este año cuando deje de decirle “cagada” y empecé a decirle abuso, yo no tuve poder de decisión en la situación a la que él me llevo.

-No, para, “estamos” flasheando.

Le dije mientras él ya me había puesto entre la pared y su cuerpo

Siguió, y lo que yo pudiera decir mucho no parecía importarle.

Vi pasar a unas compañeras, lo saqué de encima y se fue a tomar el próximo micro al hotel.

En el medio de una angustia que en ese momento no supe entender fui a buscar a las pibas que habían visto la situación, ese día y por bastante tiempo o por lo menos el suficiente no lo supimos identificar como un abuso.

Llore toda esa noche y el día siguiente al ver los moretones en el pecho, pero seguía pensando lo mismo, fue una cagada estaba en pedo, no importa, ya pasó. Me decía y lo justificaba.

Hoy entiendo que a pesar de las circunstancias sostuve ese NO, y no solo en la palabra sino también con el cuerpo.

Y ahora estoy acá decidida a no perpetuar más ese silencio que casi sin darme cuenta sostuve dos años. Porque no hubo consentimiento, hubo poder.

Y estoy acá haciendo carne ese abuso, tratando de sacar la culpa y la responsabilidad que no me corresponden, cortando así el círculo de la impunidad y para cortar esa impunidad es necesario responsabilizar tanto al victimario como a encubridorxs.

Entonces, yo hago responsable a Joaquín Tenenbaum de abusar sexualmente, al aparato docente de la escuela de Bellas Artes Rogelio Yrurtia por encubrir y amparar la violencia machista y descuidar la seguridad física, psíquica y emocional de sus alumnas y también hago responsable a la justicia burguesa y patriarcal que demuestra estar siempre del lado de quien posee los privilegios.

Porque nos abusa el abusador y nos abusan mil veces mas cuando dudan de nosotras, cuando nos hacen convivir con victimarios, cuando los justifican, cuando nos tildan de locas/putas/resentidas/exageradas, cuando no son capaces de salir de su comodidad (comodidad que siempre está del lado del opresor nunca del lado de las víctimas), nos vuelven a abusar cuando nos silencian, cuando la justicia no nos escucha y cuando esperan que la justicia “haga lo suyo”.

Escribo esto porque puedo, porque quiero, para que mi cuerpo vuelva a ser mío y para que sepan que las pibas que abusaron volvemos para no callarnos más.

Y lo escribo para mí y para cualquier persona que esté dispuesta a combatir este sistema patriarcal, destruir las relaciones de poder y entienda que lo personal es político.

Soy Micaela Méndez y el 10 de agosto de este año, después de dos años, denuncié a Joaquín Tenenbaum por el delito de Abuso Sexual Agravado.

Y por si a los machos les quedaba alguna duda, A DONDE VAYAN LOS IREMOS A BUSCAR.

123456

Entrevista a Ariell Luján y Valentina Leites en Radio La Retaguardia #YaNoNosCallamosMas

En esta entrevista participaron la denunciante a Joaquín Tenembaum y Ariell Luján. Muchísimas gracias al equipo de “La Retaguardia” por el espacio, el tiempo, el respeto y la contención.

¿Qué temas se tocan en esta entrevista?

En el caso de los Tenembaum, el pacto de silencio se extiende a los colegios, no queda solo en la familia. Tenemos profesores y profesoras que inculcan a los alumnos que está bien manosear chicas sobre todo si están borrachas “así no lo hacen más” que junto a las instituciones que representan encubren abusos sexuales. El violador que denuncia a su víctima y que intenta sacarle plata haciendo —para variar— abuso de poder utilizando todos los mecanismos institucionales que tiene a su alcance. ¿Para qué?

Para que se calle.

¿Cuándo los representantes, directores y profesores se pondrán en sus papeles de adultos responsables? ¿Por cuánto tiempo más van a seguir repitiendo “las buenas maneras” y ampararse en la “corrección política” para indignarse con total hipocresía sobre los femicidios, violencias, violaciones y abusos mientras reproducen la cultura de la violación en sus instituciones? ¿Por cuánto tiempo más van a ocultarse detrás de su propia burocracia?

USTEDES TAMBIÉN EDUCAN A LOS VIOLADORES, ABUSADORES Y VIOLENTOS.

USTEDES TAMBIÉN SON RESPONSABLES.

USTEDES EDUCAN.

ROMPAN EL PACTO DE SILENCIO.

Crucen el umbral que se necesita cruzar para hacer de ésta una sociedad mejor, no sean cómplices. Si revictimizan y violentan, no son mejores que los perpetradores.

¿Por cuánto tiempo más deberemos soportar los pactos de silencio en las Instituciones?

Tenembaums y cía., el poder judicial, la fuerza policial….

Y como hemos visto en los casos de abusadores y violadores en el Rock:

La UMI.

Una institución que dentro de su línea “innovadora” y “de vanguardia” ha sentado bastantes líneamientos sobre como realizar encubrimientos en el Mundo del Rock, como se ha visto en el caso de Cristian Aldana y otros tantos.

“¿No les da asco ocupar esas bancas?” – Ariell Luján sobre las diferentes comisiones que tuvo la UMI y el actual presidente de la UNAMI, Diego Boris, quien además de silenciar, fue y es cómplice de Aldana en su acción violenta, co- actuando con el victimario en varias oportunidades. 

 

cropped-logo