Segunda denuncia a Joaquin Tenenbaum por abuso sexual agravado. #Yanonoscallamosmas!

Cuando nosotras los exponemos se corta el círculo de impunidad.

Pero, ¿cómo escribir este testimonio?

¿Empiezo por el día del abuso?

¿O empiezo por cuándo pude ser consciente de ese abuso?

¿Por qué escribo?

¿Para quiénes escribo?

Prefiero empezar por las situaciones y contextos que detonaron dentro de mi cabeza un abuso archivado, de esos que como sociedad patriarcal decadente solemos naturalizar.

El día 24 de marzo acompañé a una amiga a realizar una denuncia contra Joaquín Tenenbaum por reiteradas violaciones y abuso psicológico durante su noviazgo.

Tanto él como ella formaban parte del círculo social del que formaba parte. Que la piba rompiera el silencio provocó un quiebre en el grupo: quienes decidimos repudiar al victimario y quienes decidieron justificarlo, relativizarlo y encubrirlo.

Lxs que quedamos del lado de la víctima (hablo de lados porque en esto no hay grises), nuestra amiga y compañera, comenzamos un proceso personal y político en donde se volvía a cuestionar y replantear nuestra forma de vincularnos con lxs otrxs y con nosotrxs mismxs, nos preguntamos una y mil veces cómo no nos rescatamos antes, cómo habíamos dejado que una persona tan violenta y manipuladora formara parte de nuestras vidas y rompiera en cuerpo, alma y mente la integridad de una piba. Así es que comenzamos a deconstruir y reconstruir nuestro grupo dejando fuera las personas que dudaban de cualquier víctima y justificaba a los violadores “amigos” (porque es muy fácil repudiar para fuera salvo cuando toca en casa).

Dentro del colegio Rogelio Yrurtia, donde Joaquín se forma como docente de futurxs niñes y adolecentes un grupo de estudiantes del profesorado decidimos visibilizar la denuncia posicionándonos en contra de que esta persona ejerza la docencia y exigiendo lugares seguros para nosotras, las pibas.

Esto provoco que fuéramos judicializados por el denunciado por “manchar su buen nombre y honor”, pero también el padre del violador, Ernesto Tenenbaum ayudante de grabado de la institución, hizo circular una carta entre las y los docentes del colegio en donde exigía a las autoridades del nivel superior sanciones para el grupo de estudiantes que habíamos “hostigado” a su hijo. Sesenta y cinco docentes firmaron la carta que dejo adjuntada al final del testimonio.

Estos docentes a los que les urge una capacitación en ESI (Educación Sexual Integral) dejan a un lado a las pibas que expresaron abiertamente la incomodidad de cursar con Joaquín Tenenbaum y cabe aclarar que no es el único caso de violencia dentro del colegio: a una víctima menor de edad que denuncio a su violador en media la obligan a cursar todos los días 8 horas con su victimario, y aprovecho este testimonio para decir también SANTIAGO CAJUSO VIOLADOR.

El 19 de abril esta justicia machista decidió en tiempo record sobreseer al victimario sin siquiera someterlo a pericias psicológicas y sin dejar que la víctima tuviera acceso a la causa y sin notificarla de la “resolución” para que pudiera apelar.

Dejé de cursar en el Yrurtia, la institución que había formado parte de mi vida por casi 9 años. ¿Por qué? Hoy no es mi espacio, porque se convierte en un lugar inhabitable siendo mujer… pero sobre todo siendo víctima, y estoy segura que en algún lugar de mi cabeza yo me reconocía como una. Transitaba las clases con él y los docentes en vez de problematizar la situación, la comodidad los llevaba a correr la vista.

Fueron dirigidas al grupo “reaccionario” de estudiantes frases por parte de equipo docente como:

-“Hijas de re mil puta”

-“Ahora las pibas denuncian porque sí”.

-“La piba tiene que venir a dar la cara” (cómo si tuviera la obligación de declarar cual comisaria, cuándo y cómo la había violado).

-“No somos jueces”.

-“Lo mejor es no hablar de esto”.

-“Si las pibas se ponen en pedo y al otro día se arrepienten es cualquier cosa, porque en el momento les gustó” (Gisela Francisconi profesora de grabado y morbosa que obliga a pibas de media a convivir con violadores).

(Y la frase tajante que me dirigió el vicedirector de la mañana y profesor del nivel superior Hugo Maldonado quien junto con otro grupo de docentes permitió que la abogada de Joaquín nos mandara la policía) –”Si perdiste la regularidad es tu problema”.

Después de dejar de cursar pude traer a mi cabeza un noche de agosto del 2015 en Bariloche:

Lo conocía hacía más de 5 años “lo conocía”… eso pensaba, en ese momento no sabía que ya había violado a su pareja.

Yo tenía 17 y él 18 años.

Creía que era un amigo más, de esos que son “un poco forros” pero buenos pibes.

Pensé que era amigo hasta que dos años después su primer denunciante me contara como Joaquín la había destrozado.

Fue amigo esa noche en el boliche cuando después de que yo consumiera la suficiente cantidad de alcohol abuso de mí.

Algunas partes de esa noche están nubladas pero el momento del abuso está grabado en la piel y siempre cala un poco más profundo.

Yo quería bailar, no quería sus besos, no quería sus manos.

Me acuerdo de la culpa, culpa que se fue este año cuando deje de decirle “cagada” y empecé a decirle abuso, yo no tuve poder de decisión en la situación a la que él me llevo.

-No, para, “estamos” flasheando.

Le dije mientras él ya me había puesto entre la pared y su cuerpo

Siguió, y lo que yo pudiera decir mucho no parecía importarle.

Vi pasar a unas compañeras, lo saqué de encima y se fue a tomar el próximo micro al hotel.

En el medio de una angustia que en ese momento no supe entender fui a buscar a las pibas que habían visto la situación, ese día y por bastante tiempo o por lo menos el suficiente no lo supimos identificar como un abuso.

Llore toda esa noche y el día siguiente al ver los moretones en el pecho, pero seguía pensando lo mismo, fue una cagada estaba en pedo, no importa, ya pasó. Me decía y lo justificaba.

Hoy entiendo que a pesar de las circunstancias sostuve ese NO, y no solo en la palabra sino también con el cuerpo.

Y ahora estoy acá decidida a no perpetuar más ese silencio que casi sin darme cuenta sostuve dos años. Porque no hubo consentimiento, hubo poder.

Y estoy acá haciendo carne ese abuso, tratando de sacar la culpa y la responsabilidad que no me corresponden, cortando así el círculo de la impunidad y para cortar esa impunidad es necesario responsabilizar tanto al victimario como a encubridorxs.

Entonces, yo hago responsable a Joaquín Tenenbaum de abusar sexualmente, al aparato docente de la escuela de Bellas Artes Rogelio Yrurtia por encubrir y amparar la violencia machista y descuidar la seguridad física, psíquica y emocional de sus alumnas y también hago responsable a la justicia burguesa y patriarcal que demuestra estar siempre del lado de quien posee los privilegios.

Porque nos abusa el abusador y nos abusan mil veces mas cuando dudan de nosotras, cuando nos hacen convivir con victimarios, cuando los justifican, cuando nos tildan de locas/putas/resentidas/exageradas, cuando no son capaces de salir de su comodidad (comodidad que siempre está del lado del opresor nunca del lado de las víctimas), nos vuelven a abusar cuando nos silencian, cuando la justicia no nos escucha y cuando esperan que la justicia “haga lo suyo”.

Escribo esto porque puedo, porque quiero, para que mi cuerpo vuelva a ser mío y para que sepan que las pibas que abusaron volvemos para no callarnos más.

Y lo escribo para mí y para cualquier persona que esté dispuesta a combatir este sistema patriarcal, destruir las relaciones de poder y entienda que lo personal es político.

Soy Micaela Méndez y el 10 de agosto de este año, después de dos años, denuncié a Joaquín Tenenbaum por el delito de Abuso Sexual Agravado.

Y por si a los machos les quedaba alguna duda, A DONDE VAYAN LOS IREMOS A BUSCAR.

123456

Anuncios

3 thoughts on “Segunda denuncia a Joaquin Tenenbaum por abuso sexual agravado. #Yanonoscallamosmas!

  1. Por que motivo mienten y desinforman tan descaradamente, por que no chequean la información que publican , alguien me puede decir en que lugar de la carta dice esto “… hizo circular una carta entre las y los docentes del colegio en donde exigía a las autoridades del nivel superior sanciones para el grupo de estudiantes que habíamos “hostigado” a su hijo. Sesenta y cinco docentes firmaron la carta que dejo adjuntada al final del testimonio…” la carta pide “que se tomen acciones concretas que contribuyan a la formación de un ciudadano critico , responsable, respetuoso de los derechos humanos y el estado de derecho…” es insólito muestran una carta y dicen que dice algo que en ningún lado dice y si se pide el cese del hostigamiento a mi hijo ya que este fue sobreseído ante la inconsistencia de las declaraciones en la denuncia, mi hijo no es ni un violador ni un abusador , que quede claro , no pueden desinformar y mentir con tanta liviandad

    Prof. Ernesto Tenenbaum

    Me gusta

    1. Lo que resulta insólito es que una expresión como esta: “”Solicitamos a la conducción del ESEA A.V. Rogelio Yrutia, nivel superior disponga las acciones conducentes a restablecer las relaciones necesarias para contribuir al clima que requiere un trabajo pedagógico….” QUE FIGURA EN LA CARTA es la que se está refiriendo a las sanciones. Porque una expresión así en el Yrutia o en CUALQUIER otro colegio significa eso. Así que sí esta es la forma que tienen de mostrar “transparancia” es genial, porque queda claro y expresado como es que juegan, deforman y encubren ustedes las cosas.

      Me gusta

    2. Hola, la información la checkeamos y efectivamente hay 2 denuncias realizadas por abuso sexual agravado, de las cuales por la primera, la justicia patriarcal operando con una infinidad de irregularidades lo sobreseyó.
      Como le hemos dicho anteriormente, desde #Yanonoscallamosmas le creemos a las personas que expresan sus historias de violencia y no reivindicamos al sistema judicial como única forma de denuncia.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s