Manifiesto

No es poesía.

Cuando te dije que podemos estar
muy lejos estando cerca y muy cerca
estando lejos, era verdad.

Mi verdad.

También te dije que debajo del
manto del régimen moral los procesos
individuales y vinculares se vuelven
una catástrofe.

Tenemos automatizado querer atraparlos,
catalogarlos, moldearlos, detenerlos
o adornarlos.

Aún no asumimos que estamos
eligiendo y emitiendo esa elección a
cada instante.

Me autogestiono el panorama.

Lleno de herramientas la posibilidad
para poder construir un observar
amplio, inclusivo y amoroso.

La revolución es eso que no podemos
nombrar, yace en el invento y viene
como un rayo desde el futuro.

Esta es la frontera que a su vez es la
puerta de salida y entrada a transformar
lo aburridamente doloroso, inútil y
estúpido de la inmadurez humana.

Radical significa poder observar absolu-
tamente todo lo establecido desde lo No
establecido.

Rebelión es poder accionarlo.

No tengo ganas de que me manufacturen,
interpelen e introduzcan la desición,
la elección, el deseo y la acción de
lo que constituye mi vida, la vida.

Construímos y constituímos la trama.
Asumo mi lugar, ínfimo e inmensamen-
te necesario.

Elijo serle útil al desmantelamiento.

No asumir con madurez y conciencia
una postura lógica y activa en el
devenir contínuo del ahora en todas

sus ramificaciones, íntimas y colectivas,
es completamente lo contrario a la de
construcción que se pregona.

Estamos siendo en la acción.

No me vengan con mentiras institucionales,
educativas, religiosas, partidarias,
sistemáticas y médicas que responden
al standar de eso que por educación
romántica permitimos.

No voy a ser presa fácil de esa construcción
que se empeña en mecanizarme,
que desde mi concepción me tiene un
paradigma asignado.

No hay enemigo fuera, está dentro.

Y ese fue el gran logro cometido.

Lo inefable es darnos cuenta de ello.

Lo sublime es hacerlo consciente.

Lo trascendental es concretarlo.
Tenemos en nuestras narices la respuesta

a toda esa bazofia que creamos  como
humanidad inmadura, que necesita de
un dios y sus negociados para vincularse.

Si no me lo saco de encima, esta vez la
culpa no será del que tengo al lado, de
la llana supervivencia o de la historia
que nos atravesó.

Estamos muriendo porque nos han
educado para que así fuera.

Durante siglos funcionó.

Un nuevo paradigma emerge y precisa
de nuestra absoluta alerta y atención.
Lo repito, no seremos presas fáciles.
La maqueta se desmorona y cuán feliz me
hace verla derruirse en su propia idiotez.

Bailemos, que la que nos sostiene
está pudiendo cantar.

TI E RRA .

#Yanonoscallamosmás por todas las
niñeces vulneradas.

#Yanonoscallamosmás por las que fuimos
violadas, abusadas y golpeadas.

#Yanonoscallamosmás por todas las
travestis muertas, por la invisibilizacion
y el transodio.

#Yanonoscallamosmás por las tortas
asesinadas y las presas por defenderse.

#Yanonoscallamosmás por todas las
denunciantes que decidimos expresar,
romper el lugar de víctimas y
crear nuevas realidades para todas.

#Yanonoscallamosmás hasta que
cada macho se extinga y ocupemos
todos los espacios.

#Yanonoscallamosmás porque es
nuestro derecho irrevocable.

YA NO NOS CALLAN MÁS , NUNCA MÁS.

viento femininja
Ilustración: Tenshi

 

Anuncios