Las Pibas Ya No Nos Callamos Mas! Basta de violencias machistas en las organizaciónes! No tenemos miedo!

“Las Pibas Ya No Nos Callamos Mas” es la proclama que eligieron una gran grupa de mujeres empoderadas para visibilizar y denunciar los casos de abusos, violaciones, violencias y todo tipo de humillaciones que vivieron con dirigentes políticos.

BASTA DE VIOLENCIA EN LAS ORGANIZACIONES!

Desde #YaNoNosCallamosMas apoyamos y llamamos a replicar la acción de visibilización y organización ante las violencias machistas que padecemos día a día.”

 

No será sencillo lo que vamos a decir, no será sencillo leerlo, tampoco escribirlo y mucho menos ponerlo en palabras.

Pero apostamos a la verdad, para liberarnos.

Y como tantas mujeres apostamos al escrache como un medio para hacer público lo que nos faltó decir, para cuidar a otras a mujeres y para comenzar a sanarnos a nosotras mismas.

Hemos pasado unos días de mucho dolor, pero también de encontrarnos para entre todas poder poner voz a aquello silenciamos por tantos años, que nos hicieron silenciar:
A partir de la denuncia de acoso sexual sobre Ariel Píparo (Pipa) hecha hace unos días, la dirección política de marcha guevarista convocó a plenarios de toda la militancia en los cuales las horas de “debate” el único objetivo que tenían era callarnos, disciplinarnos, dividirnos, y manipularnos para poner a la organización por encima, a costa de todo.

Empezamos con esa sensación de desconfianza hacia todo y todos, incluso hacia nosotras mismas, pero el malestar crecía en cada una.

Hasta que pudimos encontrarnos las compañeras, con todo lo que traíamos dentro, que quisieron ocultar, para ponerlo en palabras, para liberarnos de una mochila que no era nuestra.

Se nos pedía fe ciega en el “compañero”, mientras a nosotras se nos revolvían las entrañas, se nos pedía que saliéramos con el cuchillo entre los dientes a defender lo indefendible.
Horas después, cuando estábamos reunidas solo las compañeras, de a poco, cada una pudo ir relatando situaciones gravísimas y poniéndole nombre a todo eso que dolía tanto y que no tenía lugar en esa organización.

Lisandro Valli (Fb: Li Sa): militante y miembro de la dirección política de Marcha Guevarista del Pueblo, violador, abusador, manipulador, acosador, violento, perverso.

Son las palabras que nos surgen gritar, después de escuchar los relatos y vivir las situaciones que vivimos.

En su lugar de referente de la organización, de “cabeza política de la revolución”, durante largos años utilizó su lugar de dirigente para dar caza a cada compañera que se cruzaba en su radar de perverso.

Nos buscaba dormidas, más o menos alcoholizadas, vulnerables, solas.

Son al menos 7 compañeras que por estas horas dan cuenta de haber sido violadas por este tipo.

Queremos dejar en claro lo que hemos vivido.

Compañeras que explicitando no querer tener relaciones fueron violadas, compañeras que se despertaron mientras él estaba teniendo sexo con ellas cuando antes le habían dicho que no, compañeras forzadas a tener relaciones en momentos de gran desequilibrio emocional, llorando, compañeras que se despertaron desnudas sin saber que había pasado.

Y no es todo, acorralamientos y persecuciones, acoso constante y asedio a cada compañera que se acercaba a la organización.

Todo fundado en la bandera del “amor libre”, su herramienta predilecta a la hora de callarnos, de culpabilizarnos, de dividirnos, de tildarnos de minitas histéricas que nos comíamos el chamuyo del príncipe azul.

Así de perverso, él en nombre del amor libre, tenía todo el derecho para hacer con cualquiera de nosotras lo que quisiera y nosotras no teníamos derecho a reclamo.

Nos manipulaba, nos psicopateaba buscando siempre nuestro punto vulnerable para callarnos. Cuando alguna de nosotras planteaba si quiera que tuviera modos violentos de dirigirse o sugería su machismo se escudaba en argumentos abstractos desde una teoría revolucionaria forzada que siempre cuajaba a sus intereses.

Nuncio Ariel Piparo (Fb: Pi Pa): militante y referente de Marcha Guevarista del Pueblo, acosador, abusador, violador y manipulador.

Ya es conocida la denuncia de una compañera. Él negó que existan otros casos pero por la necesidad de poner sobre la mesa situaciones que callamos (o nos hicieron callar) y por la impunidad y el cinismo con los que se venía manejando el asunto, muchas otras compañeras se animaron a hablar.

Con dolor, podemos contar situaciones de acoso, de vulneración de nuestros derechos sexuales y reproductivos hasta el punto de no dejar que las compañeras elijamos cómo cuidarnos, de mentir sobre su esterilidad, lo que derivó en un embarazo y a forzar a que se realice un aborto sin dar el tiempo para la decisión de la compañera.

Casos de violación en los que nos forzaba a tener sexo anal, cuando ya nos habíamos negado. Obligarnos a callar estos abusos. Todo esto enmarcado en una manipulación constante a la hora de tener sexo, con su siniestro desafío de hasta dónde podes llegar.

Alexis Salerno (Fb: Negrov Ski): militante y miembro de la dirección política de Marcha Guevarista del Pueblo violento y golpeador.

Son hasta el momento dos compañeras las que nos vimos sometidas a agresiones físicas por parte de el. Con humillaciones públicas o prácticas violentas, desde tirarnos objetos encima hasta agresiones físicas graves: golpeó, arrastró y nos sometió.

Además de una manipulación constante a la hora de entablar relaciones con mujeres, donde el ejercía siempre un rol de poder para decidir desde que ropa nos teníamos que poner hasta de que forma tenía que ser la relación, sin permitir ningún tipo de cuestionamiento con respecto a la forma de manejarse de él.

Mariano Merlo (Fb: Mari Ian): militante y referente de Marcha Guevarista del Pueblo, acosador, manipulador y perverso.

Somos al menos cuatro compañeras las que pasamos por un momento de violencia ante este sujeto. Utilizó la referencia militante para atrapar y manipular a compañeras y así acercarlas a el, invitándonos a su casa a cenar o a almorzar con la excusa de reunirse con fines políticos.

Estando en su casa se nos acercó, queriendo besar o tocar y ante el freno a dicha situación se retiraba; aunque en una oportunidad se masturba en la retirada de la compañera.

Siempre el mismo método: culpándonos a las compañeras por “darle entrada”, por aceptar ir a su casa, por responder sus mensajes, por seguir hablando con el, como si fuera motivo válido para decidir sobre nuestros cuerpos.

Siempre la misma declaración de “amor” inexplicable, de la nada, una historia que sólo sucedía en su cabeza.

Adrián Dos Santos Leal (Fb: Adrián Dos Santos Leal): militante de CORREPI, acosador. Somos al menos dos compañeras las que denunciamos haber estado en situaciones de incomodidad, sumisión y acoso.

Las situaciones sucedieron en su casa, en un marco de confianza que utilizó para decidir sobre nuestro cuerpo, pasando por encima nuestra decisión, tocándonos, besándonos, insistiendo para tener relaciones sexuales.

En una de las situaciones de mucha insistencia por su parte y ante el NO como respuesta, él comienza a masturbarse encima de una compañera, pidiéndole tener relaciones sexuales.

Joaquin Salazar: encubre a varias situaciones de acoso.

Las compañeras nos vimos envueltas en violencia psicológica y manipulación por parte de él y en su forma de configurar las relaciones.

El silencio lo hizo cómplice, el silencio es encubrimiento.
HOY DECIDIMOS NO CALLARNOS NUNCA MÁS.
Más fuertes que nunca para avanzar, para cuidarnos, para seguir gritando. Por las que callaron, por las que hablaron, por las que todavía no se dan cuenta, por las que lo siguen viviendo, por todas, le ponemos palabras a nuestro dolor, nos levantamos, y lo gritamos: NO LES TENEMOS MIEDO.

Dianela Copello
Justina Macagno
Sofia Camargo Pastorini
Florencia Fernandez
Marina Stroia
Silvia Garcia
Yanina Roldan
Martina Rodriguez
Erica Rojo
Guadalupe Rezzuti
Rocio Palacios Sandoval
Oriana Copello
Eliana De Bianchi
Carla Malvesttiti
Kalilen Rojas
Anahi Jerez
Constanza Maccarini
Belen Segovia
Brenda Obach
Micaela Martignoni
Abigail Echegaray
Anahi Moretti
Begoña Kain Aramburu
Blanca Spinelli Picó
Brenda Arauz
Candela Gonzales
Candelaria Zubiaurre
Celeste Acuña
Debora Ispizua
Eliana Garcia
Erika Levigna
Florencia Martinez
Jaqueline Martinez
Joaquina Meaca
Johana Peredo
Agustina Castro
Mariel Obach
Maite Rojas
Lucia Acosta
Lucila Ortellado
Luisina Silvera
Priscila Ledesma
Agustina Esteche
Macarena Angelani
Eliana Sardo
Estefanía Viva
Camila Chilindron
Ayelén Jara
Ariana Montagne
Rocio Garay
Carla de Giuseppe
Florencia Vega

yano

Anuncios

Nuevo Vídeo Rebeca Lane y VaioFlow “Velas y Balas” visibilizando la proclama #YaNoNosCallamosMas! ✊Empoderamiento Creativo es Herramientas para el colectivo!✊

“Estamos Organizadxs para nunca mas callar!”
“Invoco en el nombre de todas las muertas, las desaparecidas y torturadas.
Invoco en nombre de todos los muertos, los desaparecidos y torturados.
Que no haya paz en los sueños del presidente, diputados, alcaldes, militares y policías.
Que la casa de los mil espejos les devuelva su reflejo!”

 

Gracias por la Fuerza y el Espacio 

 – Empoderamiento Creativo : Herramientas para el colectivo – 

 

Yanonoscallamosmas video

Fernando Martín “El Pelado” Villarreal Tecladista de La Ombú Reggae Violento Golpeador . #YaNoNosCallamosMas!

FERNANDO MARTIN ‘’EL PELADO’’ VILLARREAL MACHO VIOLENTO

TECLADISTA DE LA OMBU REGGAE.

Somos dos denunciantes, ex parejas de Fernando Martín “El Pelado” Villareal, quienes después de haber sufrido violencias en todas sus formas.

Pudimos unir fuerzas y acompañarnos para romper el silencio y los círculos que protegen y abalan este tipo de conductas con la indiferencia. 

Para empezar, siempre tengamos en cuenta que estos tipos no están enfermos, son hijos sanos del sistema patriarcal, donde se educa bajo la creencia de que una mujer es un objeto y puede ser de su propiedad.

A veces una quiere olvidar cada momento, pero si removemos un poco la cabeza, están ahí vigentes las situaciones, sin dolor, sin rencor, pero con muchas ganas de que sirvan para una justicia social.

DENUNCIANTE UNO: “…Mi relación con Fernando Villareal empezó de casualidad, ojalá nunca más existan ese tipo de casualidades. Duró algunos años y puedo decir que fueron los peores de mi vida. Él sigue con su vida como si nada pasara y va por ahí naturalizando esa violencia que escupe ante cada mujer que tiene la mala suerte de cruzarle. Hoy me decido a hablar, a contar lo que me pasó.

Entre todas las situaciones de violencia que sufrí hay varias que siempre vuelven a mi cabeza.

Recuerdo una noche que fui hasta su casa para darle una sorpresa, pensando que estaría contento de verme, pero fue todo lo contrario, se enojó muchísimo, me dijo que estaba buscando controlarlo y empezó a violentarme como lo hacía siempre.

A este violento le gustaba manejar sin destino y tirarme de la camioneta andando cada vez que se enojaba, pateándome en el medio de la nada o arrastrándome una cuadra de los pelos para volverme a ingresar a la camioneta.

A veces hubiera querido quedarme ahí, en la nada, porque sabía que al subirme a la camioneta iba a ser peor…

Su habitación, en la casa de su padre y madre, también era un campo de batalla permanente, me dejaba todo el día encerrada para que no volviera a mi casa.

Me rompía la ropa, me la arrancaba y me agarraba fuerte de los pelos, también me mordía hasta dejarme moretones en el cuerpo que se me hacían difícil de tapar, aunque más difícil se me hacía cuando me mordía la cara.

Una vez me mordió la nariz y me dejó una marca por meses, tuve que mentir, decir que me había mordido un perro pero ya la situación se estaba agravando y era difícil que me creyeran porque cada golpe lo dejaba más en evidencia.

Se me tiraba encima con su cuerpo gigante y me dejaba sin respiración, llegué a fingir que me desmayaba para que dejara de golpearme pero ni eso lo hacía parar; ni eso, ni terminar una noche en la comisaria porque de los golpes que me estaba dando arriba del auto terminó chocando.
Fernando jamás cambió ni cambiará.

Siempre tenía un motivo para pegarme, para que yo me sintiera culpable por lo que él hacía, en definitiva siempre terminaba teniendo la culpa y yo lo creía así, por eso volvía…

Cuando intentaba dejarlo se violentaba peor, cambié varias veces mi número de celular, dejé mi carrera, hasta dejé de frecuentar los espacios donde me sentía plenamente yo, espacios en los que siempre participé, donde mis amigxs y familia siempre me recibían, me escuchaban y me pedían que no vuelva más con él.

Pero tenía miedo, es horrible sentirse así.

DENUNCIANTE DOS: Mi relación con Fernando Villarrea fue la primer y única relación donde sufrí violencia de todo tipo.

Él empezó a pegarme porque me juntaba con mis amigxs a comer, porque me vestía de tal forma, porque hablaba de tal manera, porque aquel tipo me miró y el otro me saludó, porque alguna amiga me sonrió de lejos y eso significaba que nos reíamos de él.

Al principio me pegaba en lugares cerrados, luego ya no importaba si lo veían, porque se sentía -y siente- impune.

Tuve una discusión con un amigo de él y Fernando Villareal me cagó a trompadas  en la calle hasta dejarme en el piso devastada.

Nunca nadie le dijo nada, nadie lo paraba, por eso mi miedo no se centra sólo en lo que haga él sino en cuántos cómplices y manga de cagones lo rodean.

Me pegaba, me mordía la cara y el cuerpo, me tiraba de su auto andando, siempre manejaba a gran velocidad y a cualquier lado, me llevaba al campo y me dejaba tirada ahí, previo: una gran golpiza.

Me rompía toda la ropa.

Muchas veces en el cuarto de su casa, yo gritaba cuando me ahorcaba al punto de dejarme sin respiración, ahí entraban su padre y madre, entre ellos me lo sacaban de encima, me decían que no lo vea más, que él era así y que yo lo hacía estallar.

Lo grave y peligroso es ÉL, en su totalidad.

-Entre hospitales, comisarías y ”perdón te juro que no lo hago más” se fue estirando una relación que yo no podía cortar, hasta que empecé a contarlo porque ya empezaba a tomar conciencia y tener miedo.-

Primero empecé por amigas de confianza, que me dieron una gran mano y contención y me empujaron a contárselo a mi familia, así fui saliendo.

Yo no le contaba a nadie pero se me seguía apareciendo de la nada, luego del trabajo, en los lugares donde hago mis actividades, salía -literal- de atrás de los árboles. Me agarraba aprovechando su gran contextura y me metía en su auto, me tenía ahí tirada, golpeada, hasta que lograba escaparme porque se dormía en su asiento y era mi oportunidad de salir corriendo.

NO, no volvemos con estos tipos porque nos gustan que nos peguen ¡NO SEAS CÓMPLICE!

Cuando te cruzás con estos hijos de yuta, a veces no está en tus manos la elección de salir, ya estás en contacto y no te dejan irte nunca más. Nunca más hasta que pedimos ayuda. COMPAÑERAS, pidan ayuda, griten, escrachen, estas basuras no están enfermas, son bien sanitos y hay que romper con su impunidad, que nuestra gente sepa a lo que estamos expuestas.

Y a todas las pibas que sufrieron –porque lo sabemos- y sufren este infierno, nos gustaría aconsejarles que se abran, que no vivan ese dolor en soledad, que ustedes no tienen la culpa.

Acerquemonos a nuestrxs compañerxs, unamos fuerzas para que el hilo se corte de una vez y para siempre.

Para que Fernando Martín “El Pelado” Villareal sienta que no dá lo mismo ser violento o no porque donde esté va a haber alguien que le va a hacer sentir que no hay lugar para él ni para ningún otro violento.

Tal como su banda LA OMBÚ REGGAE se encargó de afirmar en la nota que dio para Agencia Nova en donde expresó, para nuestra sorpresa, su apoyo a la lucha feminista. Y es por esto que nos y les preguntamos cómo puede apoyarse la lucha feminista siendo cómplice.

Sabiendo los tiempos que tiene la justicia en estos casos, apelamos a la justicia SOCIAL, que su familia, compañerxs de trabajo, de la banda LA OMBÚ REGGAE, sus amigxs y personas allegadas no le sigan dando espacio ni exposición pública a este violento ni a ningún otro.

¿Cómo pueden naturalizar esta violencia al punto de darle espacio para conducir un festejo del día del niño, dejar que se suba a un escenario y siga caminando entre los suyxs como si nada hubiese pasado?

Nosotras tenemos las marcas de los días más terribles que imaginamos vivir mientras él siguió y sigue con su vida, en sus espacios.

Nos costó mucho salir del dolor y volverlo grito, pero creemos en la justicia SOCIAL como herramienta para romper el círculo violento del que VOS: FAMILIAR, AMIGX, COMPAÑERX, SOS PARTE.

violento 2violento

Pedimos Inmediato Procesamiento a Lucas Carrasco por violador, violento y misógino denunciado penalmente. #YaNoNosCallamosMas

Luego de llamar a indagatoria al periodista Lucas Carrasco que está denunciado penalmente por tres mujeres y diecinueve más que se sumaron a través de sus testimonios en las redes, algunos de los cuales pudieron incorporarse a la causa, el juez Campos dictó”falta de mérito” .

“Hubo abusos todo el tiempo y dos situaciones de violación explícitas”, explica Lucía. “La primera fue cuando le dije que había perdido mi virginidad con otro chico y me dijo ‘yo te voy a enseñar’. Le pedí que parara y no paró. La segunda fue durante una pelea. Él apagó la luz, me agarró y me penetró sin consentimiento”. Desde junio de 2013 a diciembre de 2014, y en el círculo de manipulación y violencias, Carrasco también la obligó a comprar cocaína para su consumo personal. “Él te hacía sentir que no eras nadie. Me hizo sentir que no tenía nada bueno”.

Ante la “falta de mérito” en la causa por abuso sexual con acceso carnal que dictó el juez Campos la querella y  la fiscalía apelaron pidiendo el procesamiento a Lucas Carrasco por los hechos que cometió con total impunidad.

Desde #Yanonoscallamosmas pedimos inmediato procesamiento y elevación a juicio para este violador.

 

yano

Repudio al periodista Ari Paluch Misógino, Violento y Abusador. #YaNoNosCallamosMas

“Ari Paluch” fue denunciado por abuso sexual por una compañera de trabajo.

A pesar del descargo del conductor y las excusas de haber pedido disculpas en su momento, la denuncia generó que se sumaran nuevos testimonios y el rastreo de denuncias públicas que datan de hace más de seis años. 

Este nuevo caso refleja la necesidad de dejar de naturalizar los abusos que sufren las mujeres en una cultura machista y demostrar que el silencio ya no es una opción.

Nota Completa de La Primera Piedra

Lucas Lautaro Helou “Kodigo” Violento Golpeador tocará en Lollapalooza. Exigimos que se baje! #YaNoNosCallamosmas

Lucas Lautaro Helou, el rapero argentino de 22 años conocido como Kodigo, fue denunciado ante la Justicia por hechos de violencia física contra su ex mujer, su ex suegra y su hija de 3 años.

Ann, de 25 años, conoció al cantante en 2013 y fue su pareja hasta 2014, poco después de dar a luz a Oriana, la hija que tuvieron juntos.

“Siempre me pegaba. Una vez volvió drogado de bailar, me empujó con toda su fuerza y me hizo perder un embarazo de un mes y medio”, dice Ann.

Lo denunció en varias oportunidades en la Comisaría 23°, consiguiendo una orden de restricción que el rapero incumplió sistemáticamente.

Aún no hay noticias de juicio.

Nota Completa Aquí !

 

Matías Caccavo Violador Impune en la Facultad de Derecho. #YaNoNosCallamosMas !

Matías Caccavo de Megafón – Peronismo militante está procesado por haber violado y abusado sexualmente de dos mujeres y se encuentra cursando en la facultad de derecho con total impunidad y encubrimiento de la organización.

22491753_10212132986152631_4317547654775040335_n

Escribo esto desde lo más hondo de mi ser.

Estoy con miedo, pero no puedo dejar pasar más el tiempo.

Yo entré en el año 2012 al CBC, recién salida del secundario, ilusionada como todos los que emprendemos algo nuevo y lamentablemente ese sueño se vio empañado y mi vida destruida, literalmente.

Esto porque sufrí mucha violencia psicológica por parte de un compañero de cursada, que primero se mostró amable y que se hizo cercano a mí para luego de un tiempo empezar a rebajarme como mujer, hostigarme constantemente, perguirme por toda la sede de Montes de Oca, diciéndome que me iba a arrepentir de ignorarlo, diciéndome cosas que me hacían incomodar.

Es complejo porque nadie que no haya mantenido contacto con un psicópata puede entender en carne propia cómo te bajan la autoestima al piso, lo mal que te hacen sentir y el temor que generan y cómo te manipulan.
Lo peor llegó cuando entré a la carrera.

Este “compañero” abusó de mí sexualmente.

Y mi única reacción fue ir a mi casa a llorar totalmente shockeada y encerrarme en mi cuarto durante toda una semana. Recuerdo que ese día, llamé a una compañera de militancia de él y mía, le comenté lo que me había pasado, buscando consuelo, apoyo, algo al menos.

Y me contestó que no iban a hacer nada con este pibe, que dejara eso en el pasado, que es normal que tenga deseo sexual porque es hombre y que sea buena compañera con él y convivamos de la mejor forma.

En la organización MEGAFON PERONISMO MILITANTE, se enteraron pero me dijeron que me calle por el bien de todos (ellos). Y el, Matías Caccavo, abusador violador me amenazó a los gritos diciéndome que casi le arruino la carrera política al contar lo que había hecho y que yo iba a terminar muy mal.

Cursé ese cuatrimestre con terror y angustia.

Hice el trabajo práctico final de una de las materias entre lágrimas y después al año siguiente volví pero dejé cursadas que compartía con él. Luego me derrumbé del todo y no pude seguir más.

Pesadillas, ataques de pánico y hasta querer morirme son secuelas de todo esto.
Este 21 de marzo pienso volver a la facultad, donde este monstruo estudia y milita, y no puedo evitar contar desde el dolor todo lo que viví.

Ojalá nunca le pase a nadie, ojalá nadie tenga que vivir lo que viví yo, de corazón.
Yo iba a estudiar, como todos, quería hacer mi carrera en paz.

Y no pude. Y no puedo todavía.
Agradezco a las chicas de sociales que saben lo que me pasó y estuvieron bancándome en el peor momento de mi vida.

Gracias a cada una, por ofrecerse a acompañarme y no dejarme sola en los pasillos, por no hacer oídos sordos, por solidarizarse conmigo y darme su contención.
Si lo cuento es porque tiene que ver con sociales, con todos nosotros, y no quiero que ninguna mujer más padezca la tortura que padecí yo.

Sentí que ya no podía seguir callada por más miedo que tenga, No puedo seguir “presa” en mi propia facultad.

Por mí, por mi futuro y por todas las chicas de Sociales que me demostraron que no estamos solas BASTA DE ENCUBRIMIENTO!